CAMBIOS EN LA CONCEPCIÓN DEL TURISMO

El siglo XXI ha marcado un antes y un después a la hora de concebir el turismo. Los problemas ambientales, sobre todo el cambio climático, han calado hondo en la mentalidad social, que se plantea una alternativa turística menos contaminante, más amigable y respetuosa con el medio ambiente. Esta concienciación, también compartida dentro del mercado turístico, ha hecho que este sector se dé cuenta del impacto que ocasiona su actividad y que tome medidas para frenar de algún modo los daños que ocasiona.

A estas circunstancias también se suma la exigencia de los visitantes de mayores estándares de calidad en los productos y servicios que reciben, que ocasiona mayor competitividad entre los ofertantes del sector turístico a la hora de cumplir estos estándares. Además,  la presión que ejercen los grupos ecologistas sobre la opinión pública en relación a los efectos de estas actividades sobre el medio ambiente,  ha generado un nuevo enfoque del turismo, un nuevo concepto: el TURISMO SOSTENIBLE.

La Organización Mundial del Turismo (OMT)  define turismo sostenible como:

 * El turismo que tiene plenamente en cuenta las repercusiones actuales y futuras, económicas, sociales y medioambientales para satisfacer las necesidades de los visitantes, de la industria, del entorno y de las comunidades anfitrionas.

De esta definición se derivan una serie de principios:

  • Los recursos naturales y culturales se conservan para su uso continuado en el futuro, al tiempo que reportan beneficios;
  • El desarrollo turístico se planifica y gestiona de forma que no cause serios problemas ambientales o socioculturales;
  • La calidad ambiental se mantiene y mejora;
  • Se procura mantener un elevado nivel de satisfacción de los visitantes; y
  • Los beneficios del turismo se reparten ampliamente entre toda la sociedad.

Estos principios hacen del turismo sostenible una herramienta estratégica fundamental para el desarrollo económico local y nacional de cualquier país, en la que gobiernos, empresas y turistas asumen una responsabilidad equitativa, o por lo menos, este es el objetivo.

IMPACTO DEL TURISMO A NIVEL INTERNACIONAL

En las últimas cinco décadas, el turismo internacional ha pasado de desplazar 25 a casi 700 millones de viajeros al año a lugares cada vez más remotos gracias al desarrollo de los medios de transporte.

Datos turismo internacional

La gran magnitud de este fenómeno genera un gran impacto, que generalmente se clasifica en tres categorías: económico, medioambiental y sociocultural.

Para corregir este impacto el Turismo sostenible busca:

  • Establecer modelos de desarrollo turístico sostenibles y específicos para cada zona de destino, para lo que se han de tener en cuenta sus variables sociales, económicas y medioambientales;
  • Denunciar los impactos negativos que el turismo conlleva o puede conllevar en las sociedades anfitrionas, así como la imagen distorsionada que los visitantes pueden hacerse de la realidad que han ido a conocer;
  • Valorar y reclamar la responsabilidad de turistas, tour-operadores, anfitriones e instituciones públicas a la hora de favorecer modelos turísticos sostenibles.

De este modo, toda actividad turística que realmente pretenda definirse como sostenible debe considerar los siguientes aspectos:

  • Uso adecuado de los recursos naturales
  • Respeto por la diversidad Socio-Cultural
  • Asegurar prácticas empresariales adecuadas

Debemos trabajar para que cuando un turista vuelva a casa,  además de llevarse una buena experiencia, deje atrás un paisaje intacto y una comunidad satisfecha.

Porque viajar, descubrir nuevas culturas, disfrutar la gastronomía, el medio ambiente,.., es un lujo para los sentidos que debería ser disfrutado por todos de manera atemporal,  perdurable en el tiempo.

Fuentes:  turismo-sostenible.netwww2.unwto.org

Entradas relacionadas: Código Ético Mundial del Turismo